MIS REDES SOCIALES

Siguenos en Blogger Siguenos en Blogger Siguenos en Blogger Siguenos en Blogger

lunes, 22 de septiembre de 2014

★ REGALOS CUMPLEAÑOS 2014 parte 1 ★



… como todos tienen octava…

 

…¡Cumpleaños feliz!

 

            Hace justo un mes (16 Agosto) fue mi cumpleaños, y claro, como he tardado en asumir mis recién estrenados 31, no os he contado nada hasta ahora…

 

            Si hijos, 31, nada más y nada menos… Me levanté ese día esperando a que por supuesto, se me tratara como una reina y, (no me puedo quejar…), así fue.

 

            Solo dar las 12 de la noche, el móvil empezó a sonar con las felicitaciones de rigor y durante la mañana… comenzaron los preparativos.

 

            La primera sorpresa fue una comida regalo que me hicieron en casa, pero el mejor regalo, fue cocinar y prepararla en familia.

 

            Se me hace la boca agua sólo con acordarme: Pastila moruna, tés variados y taaarta (Mmmm)

 
PASTILA MORUNA


-      INGREDIENTES:

o   8 hojas de masa brick

o   1 pollo troceado

o   3 cebollas grandes picadas

o   40 gramos de perejil fresco picado

o   3 huevos

o   1 vaso de agua

o   Aceite de girasol

o   2 cucharas grandes de mantequilla

o   1 cucharadita de Pimienta negra

o   1 cucharadita de Azafrán molido

o   1 palo de canela

o   1 cucharadita y media de sal

o   1 cucharadita de Jengibre molido

o   2 cucharas grandes de miel

o   200 gramos de almendras crudas

 

-       Para el relleno y la decoración:

o   Canela molida

o   Azúcar glas

o   Agua de azahar

o   1 vaso de mantequilla fundida

 

-      PREPARACIÓN:

 
En una olla rápida ponemos la cebolla picada con el pollo troceado encima. Añadimos un buen chorro de aceite de girasol junto con la mantequilla, la sal, el jengibre, el azafrán molido, la pimienta y el palo de canela.


Añadimos el perejil picado y las tres cuartas partes de un vaso de agua. Tapamos la olla y dejamos que se cocine, aproximadamente 25 minutos, dependiendo de la olla.

Cuando el pollo esté hecho, lo sacamos de la olla y lo reservamos. Retiramos también el palo de canela.

Con la cebolla y las especias que tenemos en la olla vamos a hacer la salsa. Para ello, añadimos las dos cucharas de miel y mezclamos bien. Después, rompemos los tres huevos sobre la cebolla caramelizada y dejamos que se cocinen a fuego muy lento, removiendo de vez en cuando. Es muy importante que nos quede una mezcla seca, sin agua ni aceite, porque si no el líquido puede romper las hojas de masa brick.

Una vez que hayamos hecho la salsa, hay que desmigar el pollo. Lo cogemos con las manos y vamos desmigándolo en trocitos pequeños. Cuando lo hayamos desmigado, lo ponemos en la olla con la salsa y mezclamos para que quede homogéneo y reservamos.

Cogemos las almendras crudas y las freímos en una sartén con abundante aceite de girasol. Cuando las hayamos frito, las ponemos en papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.  Picamos las almendras y les añadimos unas gotas de agua de azahar. Mezclamos y añadimos canela molida y azúcar glas. (También hay que ponerle goma arábiga molida, pero no la encontramos). Reservamos.
 
 
 


Para montar la pastila necesitaremos un cuenco o fuente de barro.

Fundimos el vaso de mantequilla. Cuando esté fundida, cogemos un pincel y pintamos el cuenco.

Cogemos la primera hoja de brick, la doblamos en cuatro y con unas tijeras cortamos 1 centímetro el borde superior. Ponemos la hoja ya recortada sobre el cuenco y volvemos a pintar con mantequilla.

Cogemos una segunda hoja de masa brick y volvemos a cortarle el borde superior. La ponemos encima de nuestra primera hoja brick para reforzar la pastila. Centramos bien nuestras hojas de masa brick. 

Con una cuchara cogemos la mezcla de pollo y ponemos una primera capa en nuestra pastila. Aplastamos bien. Ponemos una segunda capa de la mezcla de almendras picadas, espolvoreamos con un poco de azúcar glas y mojamos con unas gotas de mantequilla fundida.

Empezamos a cerrar la pastila. Primero doblamos uno de los bordes hacia dentro. Hacemos lo mismo con el borde inferior, doblamos también los bordes laterales y doblamos el borde superior hasta cerrarla entera. Pintamos con un poco de mantequilla fundida.

Con cuidado, le damos la vuelta a la pastila sobre una placa apta para horno forrada con papel vegetal, quedando la parte lisa hace arriba. La pintamos con un poco de mantequilla fundida y la metemos al horno hasta que se dore a 180 grados.
 
 
 


 

Cuando esté dorada la sacamos del horno. Para decorarla, espolvoreamos por encima azúcar glas y canela. Si nos sobran almendras podemos molerlas y espolvorearlas por encima. ¡¡Y a comer!!

 

 

 

            Me encantó la mezcla de sabores. La pastila riquísima… la miel, la canela, el azúcar, las almendras… me transportaron a los cuentos de las mil y una noches (jejeje); y en contraposición, el té con cardamomo y especias varias me recordaban que cualquier lugar puede ser idóneo para ser feliz.



            La tarta fue otro regalo, el de la mía mamma. La falta de tiempo y de algunos ingredientes, hicieron que la mamma improvisara, por lo que fue una tarta “diferente”, así que la mía mamma que es muy lista y se dio cuenta de que no era la tarta que esperaba… me recompensó con otra una semana después… y esta sí… esta era un tartooooooón… la tarta de las tartas… la TARTAZA… Mmmmmmm.
 

 

 
 

            Lo mejor, la mezcla entre el Amaretto, la crema pastelera y la gran cobertura de chocolate, suave y aromatizada, dulce pero no empalagosa, EXQUISITA.

 

            A mí todo me encantó, pero agudizaba la vista y escudriñaba cada rincón, ávida de regalos. Como un niño, (o yo misma), un día de Reyes, inquieta por toda la casa y oído abierto de par en par en busca de algún comentario con el que pudiera averiguar qué regalos tendría…

 
            En fin, que como yo… tendréis que esperar… porque nada mejor que una zozobra, incertidumbre y emociones, siempre bien recompensadas.




Regalos cumpleaños 2014 parte 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...